Página compatible con Internet Explorer y resolución óptima 1024x768 pixeles.
FUNDAJEREMIAS JOVEN - El factor Jeremías

Bienvenidos
Pastor fundador
Actividades
Es genuino
Para webmaster
Fotos
Humor
Predicas (audio)
Falsas profecias
Deja tus huellas
Lideres de jòvenes
Creacion
G 12 que es?
Reflexiones
Biblia on line
Droga NO!
Editorial
Galeria
Carta
Oracion de entrega
El factor Jeremías
El noviazgo
Compromiso
Musica
Vida con proposito
Testimonio
Que hace el joven?
Contacto
©Copyright


Todos los derechos reservados "FUNDACION MINISTERIOS JEREMIAS PAYSANDÙ " La protección de Derecho de Autor subsiste desde el momento en que un trabajo es creado. El Derecho de Autor en el trabajo de autoría pasa inmediatamente a ser propiedad del autor que lo creó. Esta protección está disponible, tanto a trabajos publicados como no publicados. La Sección 106 del Acta de Derecho de Autor del 1976 generalmente brinda al propietario del Derecho de Autor el derecho exclusivo para autorizar a otros. ®FUNDACION EVANGELICA MINISTERIOS JEREMIAS es una Fundacion cristiana Internacional, difundida por medio de su sitio www.geocities.com/ninisterio_jeremias ©Copyright 2008, todos los derechos reservados. La reproducción, uso o distribución indebida de este producto es penada por la ley

 

El factor Jeremías 

Mi nombre es Jeremías y les quiero contar un poco acerca de mi historia... Nací en un pueblito pobre llamado Anatot, cerca de Jerusalén y mi vida transcurría como la de cualquier joven. Era un adolescente más en este basto mundo. Lucía espinillas nuevas cada semana, como la gran mayoría de mis amigos, mi voz me jugaba malas pasadas en los momentos más importantes (sobretodo cuando intenté charlar con la hija del pastor, la Princesa Fiona). Además, como la mayoría de mis amigos, tenía un pasatiempo favorito, ¡Mirar TV. todo el día echado en el sillón de mi casa!

También iba a la escuela, lancé más de alguna piedra sobre los techos de mi población, toqué algún timbre y salí corriendo. También jugaba fútbol, aunque como era el mas gordito del grupo, siempre era el último en ser elegido en el equipo y para remate, me dejaban relegado como portero...

Para nada era el mas famoso de mi escuela, nunca gané nada importante, excepto una vez que gané el premio "flan", que se da a los “nerds” mas reconocidos de mi colegio.

Todo estaba normal, hasta que un día algo pasó, algo tan grande que me sacudió por completo.

Aún recuerdo esa noche, terminaba mi tarea y me vino un sueño, después no tenía claro si estaba dormido o no. De pronto oí una voz fuerte que decía mi nombre - "¡Jeremías!". ¡Que onda! Dije yo, parece que la aspirina de mi Mamá venía con algo raro. - "¡Jeremías!", seguía la voz. ¡Vaya! ¿No se me estarán fundiendo los fusibles? ¡Parece que tengo problemas en el entretecho!

"¡Jeremías! Soy yo, Dios!, Escúchame. Antes de nacer, antes de que estuvieras en la barriga de tu mamá, ya te conocía. Yo tenía un plan para ti mucho antes de que tus padres pensaran en ser novios, amado Jeremías, deseo que seas el portador de mi palabra, mi profeta".

¿Profeta, Dios, Apartado?... haber, haber Señor... parece que te equivocaste de departamento. Yo vivo en el 301, el Pastor vive en el cuarto piso, en el 404. ¡Además mírame Señor! ¿Te parezco un profeta? Estoy en plena etapa de desarrollo, ni siquiera he terminado el colegio. Mírame Señor, tengo tantas espinillas que parezco un pedazo de turrón.

¡Mira estos frenillos! Ninguna chica quiere besarme por temor a electrocutarse. Además no tengo la edad suficiente para hablar en público, de hecho no hablo bien frente de la gente, incluso hasta el hablar en lenguas me sale enredado. Encima de todo, en mi iglesia no toman en serio a los jóvenes, ninguno de ellos está en la carpeta de predicadores para los cultos dominicales.

Una vez al año, la iglesia organiza un evento juvenil y ni pensar que algún joven tendría oportunidad de predicar (aunque el pastor dice que estos eventos son para bendecir a los jóvenes, en la práctica no veo mucho protagonismo de ellos), pues solo invitan expositores del extranjero. No se Señor, soy un puber, un “teen” y no me expreso con eluoquiencia... perdón, eluquenci... bueno, eso mismo!!!!

Además siempre escucho a esos predicadores famosos que aparecen por T.V y hablan así: "¡Esta noche Dios va a impactar tu vida con un Rhema... repite conmigo Rhema!". ¿Me entiendes Señor? Es más, cuando hablo delante de público, más que un "ungido de Jehová", parezco un "urgido de Jehová", porque me aterra. Para qué decirte que en mi casa no me dan bola ni para dar las gracias por los alimentos.

Entonces Dios me dijo:
- "No digas eso de que soy muy joven. Tú irás y dirás las cosas que yo te mando. Yo soy el jefe y no me equivoqué en llamarte. Ya se que eres un muchacho, que no tienes la edad suficiente para hablar de temas importantes en público y también se de tus espinillas. Tú no te imaginas cuantos otros en el pasado me han dado argumentos parecidos al tuyo".

"¡Y cierra la boca para que no te entren moscas! Que esto no es tan impresionante como lo que te diré a continuación... Mi pueblo está mal Jeremías, se han olvidado de mí, se han descarriado y muchos de esos líderes y de esos profetas - predicadores, que son adulados por el pueblo no son mas que una montonera de mentirosos, que dicen: ´Esto dice el Señor´. Cuando Yo nunca les he hablado nada".

"A los reyes, lo único que les interesa es el poder, los sacerdotes buscan solo la comodidad y los buenos diezmos ¡para qué hablar de los profetas! que predican bonito para que se les pague con suculentos dólares".

"Ellos dicen: ´El señor nos va ha bendecir, viene el avivamiento, es el mejor tiempo que ha pasado Israel, Dios nos dará muchas riquezas´... Pero desconocen que ya viene en camino un ejército del norte dispuesto a borrar de la faz de la tierra a Jerusalén y Judá. Para eso te he llamado, pues no quiero realmente la destrucción de mi pueblo, sino que se arrepientan y dejen de confiar en la seguridad que les pueda dar otros reyes y otras fuentes de poder que no sea yo".


Pero Dios, ¿tú sabes lo que me estas pidiendo? - dije yo - ¡Me estás pidiendo que predique lo que nadie quiere escuchar! Desde ahora en adelante ni soñar con que me inviten a predicar a los mega eventos en la capital o que llene algún estadio. Dios, me estas pidiendo que sacrifique las posibilidades de levantar un ministerio y que sea conocido.

En tanto Dios me dijo: "Jeremías, mi niño, yo se y entiendo tus dudas y tus temores, quiero ser honesto contigo y tengo que decirte la verdad. Cada vez que prediques, nadie te va a escuchar, es más, van a ir contra ti, pero no te vencerán, porque cada vez que te critiquen, te escupan, te expulsen de algún lugar, yo estaré contigo y serás como una muralla de bronce, indestructible".

Bueno, Ya han pasado cuarenta años desde aquellos días y así es como comenzó mi llamado. Ha sido muy duro. Pocos son los que me escuchan, los líderes creen que soy un loco, terrorista, talibán, endemoniado. He llorado mucho, ahora de tanto llorar, las lágrimas ya me salen en polvo. He aprendido que para Dios el éxito de un ministerio no está en los números, ni en las estadísticas ni en lo conocido que seas, sino en cuan fiel a su mensaje puedes ser en momentos cuando tienes que transar entre lo que quiere escuchar la gente y lo que Dios dice.

Ya ven, soy el único predicador que la gente pagaría una buena ofrenda para hacerme callar. Incluso una vez le dije a Dios ¡Renuncio! , ya no puedo mas, no predicaré nunca mas tu palabra, maldigo el día en que me elegiste, ahora seré un creyente mas, prefiero calentar bancas y sobarle el lomo a los poderosos que hablar en nombre tuyo. Mírame, todos a mi edad ya tienen una familia, auto, profesión y yo no tengo casa, ni perro que me ladre, no tengo trono ni reina, ni nadie quién me comprenda.

Pero en tanto dije eso, sentía el brazo compasivo de Dios y que por razones que aún no comprendo bien, él me tomó en cuenta para tan peculiar hazaña. Incluso nunca podría negarme a su palabra, pues es como un fuego que quema mis huesos. Los días de mi juventud han pasado, ya estoy en el atardecer de mis horas. Lo que me preocupa es saber si Dios encontrará en el futuro jóvenes dispuestos a dejarlo todo por él. Lo que me preocupa es saber que si Dios te llamara hoy para dejarlo todo y ser fiel a su mensaje ¿pagarías el precio, estarías dispuesto?

Será difícil y duro, pero él nunca dejará huérfano o huérfana a quién está dispuesto a obedecerle
.

“Señor, dame la fuerza para hacer lo que no puedo hacer
Dame la sabiduría para saber lo que debo hacer
Y dame la valentía para hacer lo que nadie quiere hacer”

.¿Quienes Somos?
Somos jóvenes cuyas vidas han sido cambiadas por el Señor Jesucristo. Creemos que nuestra sociedad puede cambiar para mejor, si cada uno de los que la integramos, comenzamos transformando nuestras vidas desde lo más profundo, teniendo una amistad intensa con Jesús.
El ¿Para Qué De La Página?
Para que podamos tener un lugar de encuentro con vos, y que puedas a través de ella, enterarte de las actividades que estamos haciendo, y puedas participar; para que puedas resultar bendecido con los testimonios y los devocionales que otros jóvenes como nosotros compartimos; para que te puedas expresar enviando tus ideas Dios te bendiga!!

Júzgame, oh Dios, y defiende mi causa; Líbrame de gente impía, y del hombre engañoso e inicuo.
Pues que tú eres el Dios de mi fortaleza, ¿por qué me has desechado? ¿Por qué andaré enlutado por la opresión del enemigo?
Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; Me conducirán a tu santo monte, Y a tus moradas.
Entraré al altar de Dios, Al Dios de mi alegría y de mi gozo; Y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío.
¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. Salmo 43

No temas, porque yo estoy contigo; no
desmayes,
porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre
te sustentaré
con la diestra de mi justicia. Isaias 41: 10

Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job. Job 42.10

Prosperar a la manera de Dios es muy lento pero bien seguro, cuando Dios te prospera, es algo que no se te cae de la noche a la mañana, es algo que permanece.
Temor de Dios, es odiar lo que Dios odia, y amar lo que Dios ama. Una persona que teme a Dios, que quiere agradar a Dios, Ama lo que Dios ama, y odia lo que Dios odia.
Muchos de nosotros hemos llegado a tener un gran desacuerdo con pecado, pero aun no hemos odiado lo que Dios odia.

"Es de vital importancia para el predicador vestirse de la prenda de la salvación , que debe ser llenado de un inmenso amor por la verdad de que el hombre está lleno de culpabilidad, corrupción y riesgos, del incalculable valor de la sangre de Cristo para salvación, y de su capacidad y voluntad de salvar a los penitentes redimidos. Sin esta túnica, el predicador tan solo comunicará un Jesús distante, a través de un evangelio sin sentido, y en una lengua mundana."
John Leland ,

Hoy habia 1 visitantes (20 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Página compatible con Internet Explorer y resolución óptima 1024x768 pixeles.(de lo contrario configurala)En esta sección podrás ver paso a paso, las cosas que tienes que hacer para cambiar la configuración de tu monitos a 1024x768, y poder navegar así, sin ningún tipo de problemas, viendo todas y cada una de las secciones. Haz click encima de las imagenes, para ir cambiando de una a otra. Aunque las instrucciones están pensadas para Windows XP, los pasos a realizar, no varían mucho de versiones anteriores. Pasos a realizar : 1º. Te situas en el escritorio, y haces click con el botón derecho encima del fondo de la pantalla, luego seleccionas propiedades 2º. Seleccionas la pestaña de CONFIGURACIÓN, 3º. En el apartado en donde pone Resolución de Pantalla, tienes que ponerlo, tal y como se ve en la imagen 3. Luego haces click en Aplicar y Aceptas.